Ciencia y tecnología a tu alcance

martes, 11 de septiembre de 2012

BLUE MOON

La luna se puso azul el último jueves de agosto. Los medios se hicieron eco de ello, y aunque yo no pude apreciar tal color, porque en realidad no fue así, otros muchos que lo anunciaron en la red así siguieron afirmándolo y como podeis ver, colgar fotografías de nuestro compañero de viaje (sputnik en ruso) con un tono azul eléctrico. Nada más lejos de la realidad.  Se denomina luna azul (traducción del inglés blue moon) a la segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes del calendario gregoriano, lo que sucede aproximadamente cada tres años. lo del blue viene  del término de la cual deriva ‘azul’, belewe ("blue"), podía significar ‘traidor’, en referencia quizá a la ruptura de la costumbre de una luna llena cada mes. 

A pesar de ello, y alejándome un poco del rigor científico, voy a aprovechar este evento como un recurso que viene al caso que ni pintado. Blue Moon, luna triste. El sábado anterior, falleció Neil Armstrong, el primer ser humano que la visitó. Aunque esta última aclaración es algo que sobra, pues todo el mundo con solo escuchar su nombre sabía de quien se trataba. Yo crecí con el nombre de Neil Armstrong convertido ya en leyenda, escrita en forma de una sencilla frase: "un pequeño paso para un hombre, un salto de gigante para la humanidad".  Solo tenía dos años, pero quienes son lo bastante  mayores aseguran recordar aquel instante del 20 de julio de 1969, dónde estaban cuando Armstrong, dispuesto a dar el salto al fin al suelo lunar, gris y polvoriento, y millones de personas, le estaban observando. Aquel momento marcó un hito histórico para toda la humanidad. 

Armstrong fue realmente el extremo de una larga cadena de hombres y de mujeres, conocidos y anónimos que hicieron posible aquella gesta, que en aquellos tiempos de la guerra fría, se emprendió con el fin de ganar a sus exitosos rivales del programa espacial soviético. Los rusos lograron enviar el primer ser humano al espacio, luego la primera mujer, y también el primer ser humano en realizar una salida extra vehicular. Gagarin, Tereshkova y Leonov. Aunque, finalmente, fueron los americanos quienes alcanzaron finalmente el siguiente hito, quizá el que marcó el fin de aquella "carrera espacial": el de hollar suelo lunar.  

Armstrong fue el"elegido para la gloria", cumplir aquella promesa realizada por el presidente Kennedy casi una década antes. Y sin embargo no fue muy dado a alardear de aquello. Raramente concedía entrevistas, y sus intervenciones públicas eran escasas. "Era un héroe estadounidense a regañadientes, porque siempre creyó que sólo estaba haciendo su trabajo", declararon sus familiares , quienes le calificaron además como "un cariñoso marido y padre". 



A Armstrong le apasionaba la aviación y el espacio, y tras dejar el programa espacial, se dedicó a la enseñanza en la universidad de Cincinati. Participó, además, en la comisión de investigación del desastre del "Challenger", y una de sus últimas intervenciones fue en 2010,  para protestar contra el recorte del presupuesto de la NASA del presidente Obama, quien, por cierto, declaró tras el fallecimiento del astronauta como uno de "los grandes héroes americanos de todos los tiempos". 

Su huella en la Luna, como la de sus compañeros que le sucedieron, permanecerá imborrable durante miles de años, hasta que el ser humano regrese a la Luna. Blue Moon. Luna triste.

Compartir:

2 comentarios:

  1. Buen artículo. Yo tenía cuatro años y aún lo recuerdo: estábamos en Valencia y presenciamos el momento en que Armstrong descendía del Eagle en plena calle, en el televisor del escaparate de una tienda de electrodomésticos. Un precioso momento que tengo grabado en la memoria.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Yo, como cuento en la entrada, era demasiado pequeño para acordarme. Mis recuerdos se remontan al Apolo-Soyuz y al Skylab.

    ResponderEliminar

¡Suscribete a feynmania-el placer de descubrir!

Entradas Populares

Twitter

Blogs amigos

Seguidores

Páginas vistas en total