Ciencia y tecnología a tu alcance

miércoles, 12 de agosto de 2015

EL AVANCE DE LAS ENERGIAS RENOVABLES

Han transcurrido nueve años desde  la publicación de mi artículo “El turno de las energías renovables en el reto tecnológico del siglo XXI”. Desde entonces, la tecnología de energías renovables se ha expandido en gran medida. Huertos solares, así como plantas de aerogeneradores son un elemento ya común en el paisaje. Aunque el aporte global a la energía obtenida para su consumo es aún bastante menor con relación a las centrales térmicas y la energía nuclear, se trata de un paso importante.
 
Greenpeace ya presentó un informe en 2.006, la misma fecha de publicación del artículo, afirmando que la utilización de energías renovables para producir el 100 % de la energía es técnicamente viable y económicamente asumible en España antes de 2050, mediante dos desarrollos paralelos: de las energías renovables y de la eficiencia energética (eliminación del consumo superfluo). La realidad, a pesar del optimismo de Greenpeace, es muy distinta, aunque en importante aumento. La tasa de energías renovables está por debajo, aunque en un aumento importante: En 2.007 ésta era en España del 19,8% con un aumento importante que en 2.014, de acuerdo a datos de REE, un informe indicó que la producción de renovables alcanzó el 42.8% del sistema eléctrico total, cumpliendo las previsiones del Ministerio de Industria que en 2007 esperaba un 41% en 2.030. Esta cifra es esperanzadora, aunque aún quedamos a distancia de países como los países escandinavos, con una proporción de renovables entre el 50-60%, (de acuerdo a datos de Eurostat 2.013).

(fuente: Wikimedia commons)
Un hecho esperanzador para los defensores de la energía renovable y por tanto el posible el abandono del consumo de combustibles fósiles en un futuro no muy lejano.es el sucedido el 9 de agosto de 2015, cuando toda la isla de El Hierro pudo abastecerse al 100% de la energía hidroeólica, un sistema que consiste básicamente en subir el agua de un embalse con energía eólica para aprovecharla cuando no hay viento.

La noticia de El Hierro es esperanzadora, aunque es preciso ser cauto. Sería muy aventurado escalar este caso, en una isla de 5.000 habitantes, a poblaciones ubicadas la península. Habría que pensar en el volumen de embalses requeridos, mucho mayores que los que hay en la actualidad, con el impacto medioambiental que supone. Otra cuestión pendiente hoy en día es el coste de inversión. A pesar de ello, hay que vislumbrar este hecho como un pequeño paso, que, tarde o temprano, nos dará lugar a otros mayores.

Un dato a considerar es que el 80 % de las necesidades de energía en las sociedades industriales occidentales se centran en torno a la industria, la calefacción, la climatización de los edificios y el transporte (coches, trenes, aviones). Siendo la mayoría de las aplicaciones a gran escala de la energía renovable centradas en la producción de electricidad.
Por otro lado, la opción para los hogares de producir su propia energía eléctrica, es decir, el “autoconsumo” es día de hoy una opción posible: los consumidores pueden desde 2011 instalar sus sistemas de autoconsumo, tal y como contempla el R. D. 1699/2011. Un estudio de La Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía, Avaesen, indicó en 2013 que el ahorro medio que puede obtener una familia es del 70 % sobre la factura de la electricidad. A pesar de los problemas legales, del llamado “impuesto al sol”, y de los costes de las instalaciones, la vía al autoconsumo ya está abierta. El autoconsumo de energía lleva a plantear si a día de hoy el desarrollar un hogar completamente abastecido por energías renovables puede llegar a ser una opción real, aunque esto quizá sería posible en hogares unifamiliares que no requieran de una demanda importante de energía (sin ascensores o bombas de presión para el agua).
 
En el planteamiento que hicimos nueve años atrás quedan otros sistemas. El hidrógeno como combustible alternativo, tanto en su aplicación en células de combustible, como en el uso de motores de combustión interna, sigue siendo un sueño, aunque esperanzador. BMW ya fabricó en el año 2000 el primer coche que emplea hidrógeno, el BMW 750 hL.  La compañía alemana estima que en 2020 el 20% de sus automóviles funcionarán con hidrógeno.

La energía de las mareas no es a día de hoy un hecho palpable como son la solar o la eólica aunque ya hay interesantes proyectos en marcha. La compañía británica Tidal Lagoon Power presentó en marzo de 2015 un proyecto  de aprovechamiento de la energía de las mareas,  con la creación de seis lagunas artificiales y la creación de diques con turbinas que serían capaces de generar hasta el 8% de la energía del Reino Unido, pudiendo  abastecer a 155.000 hogares y satisfacer más de la mitad de la demanda energética de una ciudad del tamaño de Swansea. Se trata de un ambicioso plan, presupuestado en 1.200 millones de euros, una inversión muy fuerte, pero tal y como defiende el presidente de Tidal Lagoon Power supone una ganancia a largo plazo impagable
 
Referencias:
 
 
 
 
Compartir:

lunes, 3 de agosto de 2015

DESTINO: PLUTÓN


la sonda “New Horizons” partió hace una década hacia Plutón. Durante el camino de la sonda de exploración espacial americana, el planeta más alejado del sistema solar, dejó de serlo. No obstante, llevó a cabo su misión impasible a las interpretaciones de la unión astronómica internacional: El astro “Plutón”, anteriormente conocido como “planeta”, ha sido alcanzado por primera vez por un artefacto fabricado por el hombre, mostrando unas increíbles imágenes e interesantes descubrimientos.


Muchos en la NASA se congratulan que los E.E.U.U. es la única nación del mundo que ha enviado sondas a todos los planetas del sistema solar. Lo dicen ahora, tras el exitoso resultado de la misión “New Horizons” al alcanzar Plutón. Podrían perfectamente haberse jactado de eso muchos años atrás, puesto que la sonda “Voyager” alcanzó Neptuno en 1989. La cuestión es que, a pesar de la decisión de la UAI (Unión Astronómica Internacional) de excluirlo como planeta, todos sienten a Plutón como uno más, y sin éste, esta afirmación de los científicos espaciales americanos se antojaba algo incumplida.

Lo cierto es que, planeta o no, Plutón ha cautivado la curiosidad de todos los aficionados y especialistas en la astronomía. Su descubrimiento por el astrónomo Clyde William Tombaugh (1906-1997) no ha cumplido ni un siglo, exactamente ochenta y cinco años. Fue en 1930 cuando descubrió la existencia del planeta “X”, un hipotético planeta capaz de explicar por sus influencia gravitatoria ciertas alteraciones en la órbita de Neptuno. Y lo hizo comparando varias fotografías de una región del cielo que tomadas con varios días de diferencia.

Y el descubrimiento del planeta “X” así se celebró desde entonces, con el nombre de Plutón, que se incorporó a la familia del sistema solar, el noveno, tan lejano y solitario que solo podía verse con potentes telescopios de más de 200 mm de diámetro.

Desde entonces, Plutón ha sido un mundo envuelto en el misterio. Se hicieron algunos descubrimientos, como la existencia de satélites. El primero, Caronte, en 1978, junto con otros cuatro más Hidra, Nix, Cerbero y Estigia, descubiertos entre 2005 y 2012. Pero poco más se sabía, aparte de sus parámetros orbitales, fuera del plano de la eclíptica. Es decir, que todos los planetas giran en el mismo plano, menos el pequeño Plutón.

Su órbita fuera del plano de la eclíptica, su tamaño, menor incluso que algunos satélites del sistema solar, y el descubrimiento de otros cuerpos celestes transneptunianos, es decir, más allá de la órbita de Neptuno, similares a Plutón, provocaron una decisión de la UAI. Y así, para sorpresa de muchos, el organismo internacional anunció en agosto de 2006 que volvíamos a tener solamente ocho planetas en el sistema solar.

Podríamos rebatir este argumento con la definición más simple de un planeta, que es la de un cuerpo celeste que orbita una estrella, que inmediatamente se refuta con los asteroides y los objetos transneptunianos que hemos mencionado, pero para aclararlo la UAI publicó una nueva definición de planeta, que excluye definitivamente a Plutón.

A pesar de ello, Plutón sigue orbitando alrededor del sol. Su órbita exótica indica un origen misterioso, ajeno a los planetas del sistema solar. La sonda “New Horizons” ha mostrado que Plutón es sino un mundo complejo, de atmósfera cambiante, y con hielo en su superficie. Hasta 2016 queda aún trabajo por hacer en Plutón para la sonda interplanetaria más veloz jamás construida, que tiene además pendiente adentrarse aún más en el lejano cinturón de Kuiper, ocupado por Plutón y por otros cientos de cuerpos celestes.
Además de equipos científicos, la sonda científica de la NASA New Horizons lleva dos banderas de los E.E.U.U., un CD con los nombres de los participantes en el proyecto, y un cargamento muy especial: parte de las cenizas de Clyde Tombaugh. De algún modo, el que nos mostró la existencia de Plutón, ha llegado hasta el planeta o cuerpo celeste, que descubrió, 85 años atrás, como un diminuto punto, en unas fotografías astronómicas.

 Referencias

· Descubrimiento del planeta Plutón:
· Las misteriosas manchas de Plutón:
· Sitio web de la sonda New Horizons:
 (http://pluto.jhuapl.edu/index.php)

· Los objetos transnepunianos:
 (https://es.wikipedia.org/wiki/Objeto_transneptuniano)

· Nueva definición de planeta de 2006:
Compartir:

¡Suscribete a feynmania-el placer de descubrir!

Entradas Populares

Twitter

Blogs amigos

Seguidores

Páginas vistas en total