Ciencia y tecnología a tu alcance

sábado, 28 de noviembre de 2015

EGDELEY OPTICA: UNA AERONAVE VETERANA QUE VUELA DE NUEVO


Hace ya más de treinta años, cuando los aviones no pilotados ("drones") eran inimaginables,  se truncó el sueño del Egdeley Optica, un extraño aparato, revolucionario en su día.  Un desgraciado accidente, aparte de otros contratiempos, impidieron que esta increible aeronave encontrase su espacio en el mercado aeronáutico.
Es una aeronave increible y novedosa en su tiempo (los años setenta). El Optica es, a simple vista, una mezcla de helicóptero y de aeronave. El Edgley EA7 Optica, también designado como FLS Aerospace Optica OA7 o Brooklands Optica Scout, se escapa de los diseños convencionales de las aeronaves. Este ingenioso artefacto suma las cualidades de visibilidad de un helicóptero con unas prestaciones de vuelo a baja velocidad, y se asegura que es la aeronave a motor más silenciosa del mundo. Ideado como avión de observación, es capaz de volar en círculo durante horas a una velocidad de 138 Km/h.


El Optica posee una cúpula similar a la del helicóptero Alouette, que permite al piloto un excelente campo de visión de 270 grados, y unas prestaciones adecuadas para misiones de observación (alcance de 1.060 km, una velocidad de crucero de 130Km/h y autonomía de 8 horas).  Determinados trabajos aéreos desempeñados por los helicópteros, como la observación, no requieren de sus características específicas, como la de mantenerse en un punto fijo en el aire, y podrían realizarse por otras aeronaves que vuelen a baja velocidad. El Optica fue concebido por su creador, John Edgley, con esa finalidad.

 El Optica esta propulsado por una hélice impulsora carenada de cinco palas de paso fijo. El empenaje tiene forma de “U” invertida lo que evita el efecto de estela de la hélice. Las superficies estabilizadoras y de control empleadas garantizan el vuelo a baja velocidad.

En 1974 se inició el diseño de detalle del Optica, y al año siguiente se ensayó un modelo a escala en el túnel del viento. Finalmente el prototipo se comenzó a construir en 1976, que voló por primera vez en Diciembre de 1979 a los mandos del jefe de Escuadrón Angus Mc Vitie. Este resaltó las extraordinarias cualidades de visibilidad y pilotaje del aparato.

Sin embargo, seis años más tarde,  en mayo de 1.985, se produjo el desastre, un fatal accidente con víctimas de un Optica operado por la policia, el G-KATY, el primer modelo construido, causado por un vuelo a baja velocidad que provocó la entrada en pérdida del aparato. Tras el accidente, John Edgley, diseñador del Optica, abandonó la empresa que fundó y ésta fue adquirida por Brookslands Aerospace. Por desgracia, Brookslands quebró en 1990, tras un incendio intencionado en su factoría.

El Optica fue pasando entonces por varias manos, hasta que en 2007 fue adquirido de nuevo por Edgley, por medio de su empresa Aeroelvira. John Edgley presentó el pasado 2014 en el salón aeronáutico de Farnborough varios óptica restaurados (uno de ellos pertenecía al gobierno de España). Edgley busca un comprador para su empresa, AeroElvira, que facilite el relanzamiento del Optica. Egdeley se siente optimista con su diseño: “lo único que hay que actualizar es el panel de instrumentos”. 

La cuestión es si el Optica podrá competir con los aviones sin piloto, los mal llamados “drones” en estas tareas de observación, con lo cual su principal baza como avión de vigilancia quede en entredicho. El renacer del Optica seguramente pueda encontrar su sitio, tales como aeronave de recreo o deportiva.

Se construyeron en total 22 Optica, quedando un aparato más sin terminar. El tiempo dirá si John Egdeley logra remontar su sueño.




Compartir:

2 comentarios:

  1. Hay proyectos que parecen gafados desde el principio y no consiguen despegar. Este parece uno de ellos. Superado por los aviones no tripulados, claramente más económicos y seguros, en cuanto que no ponen en riesgo la vida de los pilotos, me temo que el Optica quedará en un sueño. Hubiera cumplido su cometido a la perfección, pero...

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, hace cuarenta años era algo novedoso, pero los no tripulados son sin duda la opción más clara. Como el autogiro, tuvo su momento. La desgracia del accidente mortal acabó con cualquier posibilidad de que prosperase. Queda la posibilidad de usarlos como avion de recreo, quizá realizando las mismas misiones que llevan a cabo los helicopteros, menos punto fijo. Pero es dificil que los pilotos de helicopteros renuncien a prestaciones a cambio de menos ruido y menos consumo.

    ResponderEliminar

¡Suscribete a feynmania-el placer de descubrir!

Entradas Populares

Twitter

Blogs amigos

Seguidores

Páginas vistas en total